Internet de Todo – Cómo aprovechar un Internet exponencialmente más potente

Fecha: por . Visitas de esta entrada:3264

Por Dave Evans

A medida que comenzamos una era de Internet de Todo (IdT), se presta más atención a la ley de Metcalfe (es decir, al “efecto de la red”) para saber si se seguirán aplicando las mismas reglas. La ley de Metcalfe afirma que el valor de una red aumenta proporcionalmente al cuadrado de la cantidad de usuarios. En términos simples, las redes aumentan su valor de manera exponencial a medida que aumenta la cantidad de usuarios.

Recientemente, Nir Eyal y Sangeet Paul Choudary escribieron un artículo en TechCrunch sobre el declive de la prevalencia del efecto de la red. Según su opinión, es el “valor residual” (contenido creativo, reputación, datos de uso e influencia) que los usuarios generan el que refuerza el poder del efecto de la red, permitiendo que las empresas retengan a sus clientes y aumenten su participación en el mercado.

Nir y Sangeet se refieren a un aspecto importante, en la medida que comenzamos a considerar el poder potencial que el “Internet de Todo” tiene para cambiar el mundo. Tenga en cuenta lo siguiente: en la ley de Metcalfe, el “valor” se define estrictamente por el aumento en la “cantidad” de cosas en una red. ¿Qué sucede cuando estas cosas (personas, cosas, datos) aportan su propio valor a la ecuación?

Esencialmente, el “valor” ofrecido se multiplica exponencialmente por el poder del efecto de la red, lo que crea oportunidades sin precedente, le confiere “voz” a elementos que anteriormente permanecían en silencio y despierta todo tipo de reacciones. Como muestra la caricatura que vemos a continuación, el “Internet de Todo” nos dará una mejor perspectiva y nos permitirá tomar decisiones basadas en una visión más precisa de la realidad.

El Internet de Todo nos permitirá ver con más claridad.
Fuente: Gary Larson

Pero antes de entusiasmarnos demasiado, es importante tomar en cuenta los riesgos y las ramificaciones de un Internet exponencialmente más potente. En base a la experiencia de mis intercambios con líderes empresariales y gubernamentales, entusiastas de la tecnología y futuristas, y el público en general, lo que más les preocupa a las personas son dos cosas: la privacidad y la seguridad.

Desde un punto de vista filosófico, Internet es simplemente una cosa. En sí mismo, no es bueno ni malo. Es lo que hacemos lo que determinará el resultado final. Desde una perspectiva tecnológica, el Internet de Todo brindará más conocimiento y perspectiva para las personas. Un buen ejemplo es la forma en que Internet brindó más transparencia a los consumidores en lo referido a los precios de las tiendas minoristas: nos permitió tomar decisiones de compra más informadas y apropiadas.

Creo que haremos lo necesario y tomaremos las decisiones adecuadas de modo que el Internet de Todo pueda alcanzar todo su potencial, ya sea que ayude a las empresas a aumentar su nivel de innovación, muestre una forma de alcanzar mayor transparencia para los gobiernos o mejore la calidad de vida de las personas. Aun así, es importante tener un rol activo en el desarrollo del Internet de Todo.

A medida que ingresamos en esta excitante nueva era de Internet, llena de oportunidades inimaginables y también de riesgos concretos, nos encantaría escuchar sus reflexiones, ideas y teorías sobre el Internet de Todo, y especialmente sobre su potencial impacto en nuestro mundo.

Participe en la discusión:
#IdT
#InternetdeTodo