NOTA7-gobierno_550

por Norm Jacknis, Cisco Internet Business Solutions Group (IBSG)

Casi todos hemos escuchado sobre la “nube” en las publicidades de compañías de computadoras y menciones frecuentes en los medios de comunicación. “Nube” se refiere a recursos tecnológicos que utiliza una organización y que no se encuentran en su lugar físico, pero están disponibles en la red de comunicaciones de datos globales (también denominada Internet).  Además, la nube no es sólo una cuestión de obtener acceso a un gran centro de datos en el cielo, sino que en última instancia significa obtener acceso autorizado a cualquier recurso de datos o computación que forma parte de la Internet e incluso, combinar datos y componentes de software de computadoras físicamente distantes.

Es posible que los funcionarios públicos hayan escuchado cómo se utiliza la nube en el sector público. Por ejemplo, la Conferencia de Alcaldes de Estados Unidos tuvo una sesión al respecto en su reunión de 2011 en la que varios alcaldes hablaron sobre cómo sus ciudades estaban utilizando servicios como correo electrónico compartido “en la nube”. En la Asociación Nacional de Condados se han celebrado sesiones que describen una nube restringida al uso exclusivo de agencias gubernamentales de confianza a nivel estatal y local, lo que algunos llaman “nube privada”,  pues sus servicios no están disponibles para todas las organizaciones porque se intenta preservar la privacidad e integridad de los datos del gobierno.

Pero no se explican las razones por las cuales los funcionarios de los gobiernos estatales y locales podrían querer usar la nube con frecuencia.  Esta publicación describe las distintas maneras en las que la nube puede proporcionar valor estratégico a los gobiernos estatales y locales.

 

Ahorro de costos

La mayoría de las personas escucharon sobre la nube como un medio para ahorrar dinero, lo que es especialmente atractivo en una época de presupuestos ajustados. De manera que en lugar de comprar hardware y software, una agencia del gobierno renta lo que necesita cuando lo necesita. Este método significa que usted puede reemplazar el uso de bonos y servicios de deudas por un método que ajuste su presupuesto de TI con la demanda real cada año.

Y con frecuencia, los servicios de software disponibles en la nube, como correo electrónico, pueden costar menos por empleado que adquirir licencias para el software interno correspondiente.

 

Resistencia, flexibilidad y rápida adopción de tecnología

La potencial reducción de costos no es todo lo que hay. También hay otros beneficios positivos.

Primero, la nube permite al gobierno sobrevivir a desastres importantes, provocados por el hombre o naturales. Con la nube, siempre que sus empleados se puedan conectar a Internet, independientemente de donde se encuentren, podrán continuar con sus operaciones. Esto es crucial durante los desastres, cuando las personas dependen del gobierno para continuar sus operaciones.

Segundo, la nube puede aumentar la flexibilidad del gobierno. El correo electrónico es un buen ejemplo.  El correo electrónico alojado en la nube está disponible para sus empleados sin importar dónde se encuentren, de viaje o en su oficina.  (Existen otras formas de intentar imitar este resultado, pero dichos métodos resultan más exigentes para su personal de TI que el uso de la nube). La flexibilidad también incluye estar disponible para responder a la máxima demanda, pues los recursos disponibles en la nube son enormemente superiores a cualquier exigencia de su gobierno.

El tercer beneficio relacionado es la rápida adopción de la tecnología. Con los métodos tradicionales de presupuesto, podría no ser posible la adopción de una nueva tecnología hasta que la última inversión se haya amortizado. Con la nube, es posible saltar a las nuevas tecnologías más rápidamente pues el obstáculo financiero ya no existe.

 

Colaboración e intercambio de datos

La nube facilita la conexión de una agencia del gobierno a la otra, lo que significa que pueden colaborar y compartir datos con más facilidad.  Esto ayuda a dividir los silos que incomodan a los ciudadanos y hacen que los programas públicos sean ineficaces. (Además de dividir los silos, la nube también permite al gobierno reducir o eliminar la duplicación de centros de datos costosos).

 

Enfoque en los ciudadanos

La nube también ayuda a su personal a enfocarse en lo importante. Si usted no considera la TI como una herramienta estratégica o una competencia primordial de su gobierno, entonces es lógico depender de los recursos de la nube en lugar de intentar construir la experiencia equivalente en su gobierno.

Incluso si considera la TI una herramienta estratégica, y espero que así sea, la nube permite a su personal de TI pasar de la ejecución de operaciones de centro de datos al enfoque en los servicios que pueden proporcionar a los ciudadanos.

La nube es mucho más que sólo una buena manera de ahorrar dinero; también tiene un valor estratégico como medio para gobernar mejor.

Manténgase al tanto de las próximas publicaciones de la serie de blogs “La nube para gobiernos locales” o haga clic aquí para registrarse y reservar su copia de toda la compilación de la serie de blogs, incluida esta nota, así como una diversidad de recursos de nube que estarán disponibles en mayo.