NOTA8-smart_city_550

Por Gordon Feller, Grupo de soluciones empresariales en Internet (IBSG) de Cisco®

En mi última nota, expliqué los beneficios de las capacidades de administración de la nube de Smart City. Una red inteligente con protocolo de Internet que une múltiples servicios en una infraestructura, lo que permite una administración de operaciones más sólida y gastos más bajos. Operar esta red de manera remota, a través de la nube, mejora aún más la capacidad de una administración municipal sostenible y eficaz.

A medida que las visiones de una Smart City surjan en varios proyectos de gobiernos locales, veremos una combinación de nuevas formas de pensar, diseñar, planificar, ejecutar y administrar. La ciudad de Busán, en Corea del Sur, ha descubierto los poderosos beneficios de la infraestructura en la nube para crear soluciones de comunidades inteligentes más conectadas. El gobierno se asoció con las empresas para crear un centro de aplicaciones móviles a fin de utilizar los activos de la ciudad y la red conectada. (También puede ver la serie de videos “Ciudades del futuro,” en Songdo, Corea del Sur y cómo se diseñó, planificó y construyó esta nueva Smart City conectada. Tenga en cuenta que la serie de videos está en inglés).

Hay otros pasos importantes que otras ciudades y gobiernos pueden realizar para aprovechar al máximo el poder de la nube a fin de volverse más conectadas, eficientes y sostenibles. Cómo responder a la llamada de acción de la Smart City se explica mejor en el documento y en el video de POV de Cisco “Marco de trabajo de Smart City”.  Tenga en cuenta que tanto el documento de POV como el video están en inglés; por favor, comuníquese con nosotros si desea una copia en otro idioma.

 

1.       Use una red con IP multiservicios, inteligente

Este es el mantra determinante de una Smart City: conectar sistemas y servicios para mejorar la habitabilidad de la ciudad. Aunque puede parecer abrumador, es importante recordar los beneficios a largo plazo de una ciudad conectada, especialmente al utilizar administración en la nube. Algunos de los proyectos de Smart City más prometedores han demostrado que es posible utilizar la red para alcanzar algunas metas importantes del gobierno estatal y local, incluidas la administración eficiente de la ciudad y la sostenibilidad económica, social y ambiental.

Los líderes gubernamentales conocedores están reconociendo el poder no utilizado de la red e incorporando su potencial en la fase inicial de planificación y desarrollo. Muchas ciudades han experimentado la inclusión de las soluciones de tecnología de comunicaciones e información (TICs) en proyectos pequeños de “prueba de conceptos”. Debido a que los presupuestos son tan limitados, puede ser difícil adoptar un método puramente centralizado, lo que significa intentar nuevas técnicas y aprender del sector empresarial.

 

2.       Crear una base para sociedades públicas-privadas

Las agencias gubernamentales y los líderes de las ciudades no pueden crear comunidades urbanas inteligentes y conectadas por sí solos. Los marcos de trabajo son necesarios para las relaciones entre los sectores públicos y privados.

Las estrategias ganadoras aparentemente son las que permiten a los ciudadanos, líderes de negocios y legisladores impulsar el aumento de empleos, aumentar la oportunidad económica y proveer mejores servicios a los ciudadanos. La meta es sencilla: posibilitar sociedades efectivas al enlazar gobiernos con empresas privadas y organizaciones ciudadanas enfocadas en crear comunidades económicamente competitivas, socialmente cohesivas y ambientalmente limpias. Las soluciones innovadoras de ICT pueden ser herramientas muy importantes para aquellos que reinventan empresas, gobiernos y servicios municipales. Este tipo de colaboración entre sectores públicos y privados puede suministrar condiciones exitosas para estos nuevos modelos empresariales, lo que, idealmente, estimula al sector privado a tener una función más activa en la actualización de los servicios y la infraestructura de la ciudad.

 

3.       Las regulaciones son necesarias para estandarizar los usos de ICT

Los gobiernos regulan los tres servicios tradicionales: agua, gas y electricidad, con un marco de trabajo claro y congruente. Los líderes de las ciudades están descubriendo que la red de banda ancha se ha convertido en el cuarto servicio. Las regulaciones son necesarias para estandarizar los usos de ICT al desarrollar nuevas comunidades urbanas y proveer estos servicios al público.

Es esencial considerar principios de diseño de regulaciones de redes para la Smart City que puedan acelerar el desarrollo. Los gobiernos deben considerar su función y el resultado deseado de las regulaciones. Incorporar los requerimientos y procedimientos estandarizados de ICT en el desarrollo de las Ciudades Inteligentes conlleva serias consideraciones y planificación.

Mientras las ciudades continúen experimentando con la red y con la nube, habrá oportunidades fantásticas de escuchar a los líderes hablar sobre sus avances, errores y oportunidades de readaptarse. En septiembre, el Meeting of the Minds (Encuentro de Expertos) ofrecerá un podio donde los líderes explicarán lo que ha sucedido hasta el momento en el camino por transformar Ciudades Inteligentes y lo que esperan en el futuro. Si usted está considerando los próximos pasos para convertir su ciudad en una Smart City, le recomiendo fundamentalmente asistir a este evento. A medida que todos trabajamos para volvernos más conectados, eficientes y sostenibles, es vital la colaboración entre todas las empresas, individuos y organizaciones.

Esté atento a las próximas publicaciones de la serie de blogs “El papel de la nube en los gobiernos locales” o haga clic aquí para registrarse y reservar su copia de la compilación completa de la serie de blogs, incluida esta nota, además de una diversidad de recursos de la nube disponibles desde mayo.